Principal | Ayuda
Bookmark and Share
Los trazos vivos y abstractos del "Color Field" se instalan en el Smithsonian

Imagen de la obra "Green Web", de Sam Gilliam, que forma parte de una exposición sobre el arte abstracto de las figuras del movimiento estadounidense "Color Field" que desde mañana podrá verse en el museo Smithsonian de Washington D.C. (EE.UU.).

Washington, 28 feb (EFE).- Los trazos abstractos de las grandes figuras del movimiento estadounidense "Color Field" teñirán desde mañana las paredes del museo Smithsonian, en una muestra de vivos colores que, ajenos a las normas cromáticas, se mezclan entre sí.

A lo largo de 39 gigantescas obras, la exposición instalada en Washington DC recorre el significado e impacto de este movimiento abstracto, que nació en Estados Unidos a principios de los años cincuenta.

Bajo el nombre de "Color as Field: American Painting, 1950-1975", la muestra se podrá ver desde el viernes 29 de febrero al próximo 26 de mayo en el museo Smithsonian de Arte Americano.

Aparecido en los años posteriores al final de la II Guerra Mundial, el movimiento se caracteriza por la creación de una amplia gama cromática en titánicos lienzos crudos mediante cremas, manchas, pulverizaciones, y rebajamiento de las pinturas.

La comisaria de la muestra en Washington D.C., Joanna Marsh, destaca que "esta exposición presenta algunas de las pinturas más exquisitas del 'Color Field', algunas de las cuales pertenecen a colecciones privadas y pocas veces se han exhibido en ocasiones anteriores".

Además, "es una maravillosa oportunidad para ser testigo de la conversación que tuvo lugar en las décadas de los años cincuenta y sesenta entre las celebridades del movimiento, como Frankenthaler, Louis, Noland y Olitski", remarca Marsh.

Estructurada en tres secciones, "Color as Field: American Painting, 1950-1975" repasa los orígenes de este movimiento estadounidense, sus pioneros y los últimos artistas que ampliaron los límites de la pintura.

La exposición arranca de la mano de los expresionistas abstractos Mark Rothko y Barnett Newman, entre otros, conocidos por su predilección por la extensión de los colores puros.

Entre el legado de la primera etapa de la corriente destacan las pinturas al óleo "Number 18" (1951) de Rothko, "Horizon Light" (1949) de Newman o "Yellow Hymn" (1954) de Hans Hofmann.

El siguiente eslabón de la muestra se centra en los primeros artistas asociados propiamente con el movimiento -Frankenthaler, Louis, Noland y Olitski-.

De entre sus obras, la exposición presenta "Flood" (1967) de Frankenthaler, "Loam" (1958) de Louis, "Eathern Bound" (1960) de Noland o "Cleopatra Flesh" (1962) y "Julius and Friends" (1967) de Olitski.

La selección artística concluye con las últimas pinturas datadas entre mediados de 1960 y principios de 1970 de Jack Bush, Gene Davis, Friedel Dzubas, Sam Gilliam, Larry Poons y Frank Stella.

"Red Pink Cross" (1973) de Bush, "Green Web" (1967) de Gilliam, "Yellow and Brown Womb" (1972) de Poons o "Flin Flon IV" (1969) de Stella, representan las últimas tendencias de esta corriente estadounidense.

Tras su inauguración en Denver el paso otoño, "Color as Field: American Painting, 1950-1975" concluirá su recorrido en el Centro de Artes Visuales de Nashville (Tennessee), dónde se podrá visitar entre el próximo 20 de junio y el 21 de septiembre.

Paralelamente a la exposición, la Federación Americana de las Artes -organizadora de la exposición- ha editado un catálogo que recoge en 127 páginas un amplio detalle de esta corriente artística.

¡Sea el primero en comentar esta noticia!